2016-01-28

Películas s xxi que empiezan con X Y Z

De las películas que he visto en estos quince años del SXXI, pocas empiezan con estas tres letras: X, Y o Z. No es muy común que estos caracteres, tan usados en las matemáticas o en otros idiomas, sean la primera palabra de una película famosa en Europa o Norteamérica. 

Posiblemente, si entramos en el estudio de películas asiáticas o africanas, encontraríamos más películas que empiezan con X, a excepción de X-Men, pero esto ya es otra historia. 

La lista es muy breve:

Por X, no he visto ninguna película estrenada en este siglo presente.
y tan amigos

Y tan amigos (2005)
Actores: Jean-Paul Rouve, Gerard Depardieu, Annie Girardot, Lionel Abelanski
Director: Eric Toledano/Olivier Nakache
País: Francia

Comedia que tiene dos actores contrapuestos, encarnados por el histriónico Depardieu y un menos conocido Rouve, pero que al final acabarán ayudándose uno al otro. La dirección, compartida por Toledano y Nakache, ha ido de menos a más, ya que en 2011 dirigen Intocable, con la que consiguieron un éxito internacional incomparable. 

y tu mama también

Y tu mamá también (2001)
Actores: Maribel Verdú, Gael García Bernal, Diego Luna, Daniel Giménez Cacho
Director: Alfonso Cuarón
País: México

Road movie con un buen guión de Alfonso Cuarón (A ciegas, Gravity) con ese punto de rebeldía juvenil del que hablé en otra entrada dedicada a este género, aventura, y la fuerte presencia erótica de la actriz española, Maribel Verdú. La rutina de la madurez se junta con la explosión de las hormonas juveniles de dos personajes, interpretados por dos actores revelación de principios de siglo: Gael García Bernal (actor que ha trabajado en diferentes países europeos y latinoamericanos, sobretodo cine indie, y también bajo la batuta de Pedro Almodóvar); y Diego Luna.

yo soy sam

Yo soy Sam (2001)
Actrices/actores: Michelle Pfeiffer, Sean Penn, Dakota Fanning, 
Director: Jessie Nelson
País: EE UU

Sam Dawson es un hombre con un retraso mental, interpretado por Sean Penn, un personaje atormentado o fuera de la común, que gusta en Hollywood pues lo hemos visto representado por Tom Hanks, en Forrest Gump, o en Dustin Hoffman, en su personaje discapacitado pero prodigioso para las matemáticas en Rain Man, o por el mismísimo Leo DiCaprio, en el hermano borderline de Johnny Depp en ¿A quién ama Gilbert Grape?.  

En esta ocasión, no es un personaje que vive solo a merced de nadie, sino que es el padre de una pequeña niña, Lucy, interpretada por Dakota Fanning, que se hizo famosa a raíz de esta interpretación. Con los años, Lucy pasa a ser la que cuida a su padre discapacitado, hecho que hace que los servicios sociales quieran quitarle la custodia a Sam. Pero Sam luchará junto a su bellísima abogada, Michelle Pfeiffer, a que no le arrebaten a lo que más quiere y que le comprende, su hija.
Penn estuvo nominado a mejor actor para los premios de la Academia, y Dakota Fanning se convirtió en la actriz más joven que recibió la nominación a los Premios del Sindicato de Actores. A quien le guste llorar y emocionarse, aquí tiene buen material.

yo robot

Yo, robot (2004)
Actores: Will Smith, Bridget Moynahan, Bruce Greenwood, Chi McBride
Director: Alex Proyas
País: EE UU

Película de ciencia ficción y futurista, ya que la acción trascurre en el año 2035 (cada vez queda menos). Los hombres conviven con la robótica las 24 horas del día, y los robots aprenden lo peor del ser humano. Will Smith es el héroe que ha de salvar la tierra de la Rebelión de los robots, que como pasó en el Planeta de los simios, han aprendido a sentir como las personas, y se les ha acrecentado lo peor de los humanos: la ambición y el egoismo. Para pasar el rato, pero sin más pretensiones.

Para acabar, una película del S.XXI con Z


Zatoichi (2003)
Actores: Takeshi Kitano, Michiyo Oguso, Tadanobu Asano, Guadalcanal Taka. 
Director: Takeshi Kitano
País: Japón

Zatoichi es Kitano dentro de Kitano. Es una historia de un samurai ciego (interpretado por el mismo Takeshi Kitano), que bajo la apariencia de un hombre anciano ciego que se dedica a dar masajes terapéuticos, se esconde un Master de la katana y de las artes marciales. Hay también una simbología, característica del cine de este famoso director, de la filosofía zen, y del honor nipón de los ancestrales guerreros samurais.

Ya hablé de esta película en una entrada sobre las mejores películas asiáticas que he visto del S.XXI y podéis encontrar más detalles de mi opinión sobre ella.