2015-12-09

Las últimas películas: El becario (2015)

Hoy me apetecía cambiar de tercio, después de cierta saturación de películas de espías y de dramas de la Alemania post-nazi, que este año han proliferado, no sé si por la celebración del 30 aniversario de la caída del Muro, o porque ciertos directores siguen teniendo una fijación enfermiza por rememorar los años de la Guerra Fría (que continúa más bien calentita).
He tirado de filmoteca, y he escogido esta comedia, El becario (The intern), protagonizada por el gran Robert De Niro, -todo un veterano, con todo el respeto-, Anne Hathaway, que con sus 33 primaveras (nos ha recordado la efeméride  +MacGuffin007 en su blog), ya despunta como una de las actrices con más elegancia y marcada personalidad, y además cuenta en su haber con un Oscar como mejor actriz de reparto en la obra musical Los Miserables (2012). 

Entre el elenco de actores prácticamente desconocidos, destaca la alta y sexy Rene Russo, eterna secundaria, artista emparejada en el cine con algunos de los actores más famosos de los años 90, desde Mel Gibson, o Kevin Costner, pasando por Clint Eastwood y Pierce Brosnan. La oportunidad la pintan calva, y no podía escapársele De Niro, el toro salvaje.

Rene Russo

La dirección corre a cargo de Nancy Meyers, guionista especializada en este tipo de comedias, con cierta preponderancia de los papeles femeninos, y con una gran carga de sensiblería y personajes adalides de la bondad, como The Holiday, El padre de la noviaCuando menos te lo esperas o No es tan fácil, entre otras. 

El argumento trata sobre un viudo jubilado, Ben Witthacker (De Niro) que con sus 70 años se plantea la necesidad de ocupar el tiempo libre trabajando nuevamente, para escapar de la soledad o de las actividades que le aburren. Un día ve un anuncio de una empresa de comercio electrónico que busca pasantes "mayores" de edad, y envía su currículum, teniendo que familiarizarse con las nuevas tecnologías de comunicación, y las redes sociales, un mundo desconocido para la mayoría de las personas de su generación (y  para algunas más jóvenes, inclusive).

Ese momento inicial de la película entra en la dinámica de lo "gracioso", viendo a Robert De Niro grabándose en un vídeo, en plan youtuber, para subirlo a la red, sin saber ni lo que es formato .avi ni como funciona un pendrive. 
Chistes previsibles, y la actitud entre perpleja e irónica del actor, nos hacen sonreír sin afán de burla.



El día de la entrevista conoce a la fundadora de la empresa, "About the fit", Jules Ostin (Anne Hathaway), una mujer joven que empezó haciendo de Personal Shopper por internet, y llegó a tener tanto éxito, que acabó montando una empresa de venta de moda on line, con más de 200 trabajadores a su cargo. 
Jules vive día y noche por su trabajo, tiene insomnio perpetuo, su marido cuida de la hija de ambos a tiempo completo, mientras ella tiene un poco descuidadas las relaciones familiares. Es una perfeccionista al máximo, y no se deja dominar ni aconsejar por nadie, llegando a ser demasiado exigente con todos los que la rodean. 

Por azar, Ben es el escogido para trabajar como pasante directo de Jules, hecho que desemboca en un enfado monumental por parte de ella, que no le hará ni el mínimo caso, pensando que siendo hombre (tiene una vena feminista muy sutil) y de considerable edad, no va a poder desempeñar ninguna labor en la empresa. Pero un día todo cambia, y como dice el refrán "sabe más el diablo por viejo que por diablo".

Al final, no sólo Jules sucumbe a la gran experiencia profesional del personaje de Ben, sino que lo acaba considerando imprescindible, tanto a nivel laboral como personal. Ben se convierte en su confidente, en uno de sus mejores amigos, porque sabe hacer las cosas lo más agradables posible.

El becario


Es una comedia que no provoca carcajadas, es un poco espesa hacia la mitad del metraje, y el personaje de Anne Hathaway habla demasiado, haciendo que se haga un poco latosa para el espectador a esas alturas del filme. 
Algunas escenas son de relleno e incluso innecesarias. Pero, al fin y al cabo, El becario, ha conseguido ofrecerme lo que yo pretendía: positivismo, humor, personajes afables, y la presencia magistral de Robert De Niro, haciendo un magnífico tándem con Anne Hathaway.