2015-10-31

12 adaptaciones de Shakespeare en blog


"¿Ser, o no Ser blogger? Esa es la cuestión"
En una madrugada cualquiera de 2015, bajo la luz de la luna llena, Hamlet se haría esta pregunta, si se hubiese propuesto la contienda de hacer un blog, y viese que con los meses no conseguía los resultados esperados: pocos seguidores, sin publicidad y sin ganar dinero con su incansable trabajo de redactor.


Procesión

Hamlet se debatiría en una lucha interna: 


"¿para que continuar escribiendo reportajes en mi blog de cine si la gente leyendo 140 caracteres en Twitter ya tiene más que suficiente?"
"¿Qué es más noble continuar con ello, aunque se me acabe la paciencia y me dinamite la moral o darle fin al blog? 
¿Es un reto seguir y seguir, y nada más, escribir, y tal vez soñar, y hablar de lo que nos gusta a ti y a mi, de cine, palabras, palabras, que de eso se trata, de expresar nuestra pasión cinéfila, sin importar si nos leen uno, tres, diez o cien?

Se me ha ocurrido empezar esta entrada, de una forma original, creando una adaptación muy subjetiva y personal de Hamlet, una de las obras más famosas y con más versiones cinematográficas y teatrales, creada por el más grande de los escritores en lengua inglesa y el más universal, William Shakespeare.

Las adaptaciones cinematográficas de las tragedias y comedias de Shakespeare, (no sólo de Hamlet) sobrepasan las 250 películas y Series de TV. Un gran influencia de la literatura del Bardo en el mundo del celuloide. 

De todas ellas, expongo las versiones cinéfilas que he visto a continuación: 


La fierecilla domada

La mujer indomable (1967). Dir. Franco Zeffirelli. Actores: Elizabeht Taylor, Richard Burton, Alan Webb y Michael York. Comedia romántica. Reino Unido.

Adaptación de la comedia teatral La fierecilla domada, de Shakespeare, del S. XVI, y que hoy en día se consideraría un texto misógino, e incluso, rayando el maltrato hacia la mujer por parte de su esposo, ya que el tema central es la sumisión femenina y el hecho de que tiene que ser "domada" por su pareja, al igual que un animal salvaje. Pero hay que tener en cuenta que se trata de una obra escrita en un siglo que una mujer que tuviese una fuerte personalidad se consideraba algo fuera de lo común, y al casarse el marido tenía que acallar su bravura, "domarla" a su antojo (y por desgracia, llegando al castigo físico).
La fierecilla domada
En la película, la pareja Liz Taylor y Richard Burton, que ya sabían lo que era tener un matrimonio de escándalo en la vida real, interpretan magistralmente a los dos personajes principales. Ella es Catalina, la hija de un rico noble de Padua, Don Bautista Minola, una bella italiana rebelde, y que suele ahuyentar a sus pretendientes debido a sus gritos, desplantes y malhumor. Richard Burton es Petruchio, un joven ambicioso y obstinado en cortejar a Catalina, con tesón hasta conseguir que sea su esposa, cueste lo que cueste. 

Es una comedia con situaciones de enredo y personajes que se entrecruzan en el camino de los dos protagonistas, y que tienen su interés en que Catalina y Petruchio se casen, como es el caso de la hermana de Kate/Catalina, Blanca y su amante Lucencio.
Los diálogos son lo mejor, ya que en esa expresión verbal se encierran todos los sentimientos y la fuerza de la obra teatral. 

En 1999 se entrenó 10 razones para odiarte, película que se basa en el argumento de La fierecilla domada, pero en la versión de la rebeldía y el esplendor de la juventud de los años 90. La protagonista se llama Kate (igual que en la versión de 1967) y está interpretada por Julia Stiles. Así mismo, el papel de Petruchio, que en esta película se llama Patrick Verona -el apellido hace referencia a la ciudad natal de Petruchio-, recayó en el malogrado Heath Ledger, cuando empezaba su andadura en papeles de adolescente alocado.

10 razones para odiarte


La trama es bastante fiel a la original. Bianca, la hermana de la antipática y antisocial Kate, quiere ir al baile de graduación con su enamorado, Cameron (el ahora famoso Joseph Gordon-Levitt), pero sus padres le ponen como condición que tiene que ir con su hermana mayor. Cameron hará lo imposible para buscarle pareja a la irascible Kate, que no tiene ningún interés en asistir a la fiesta y menos con un desconocido, Patrick, al que odia por diversas razones. 
El final es más que previsible en estas comedias de adolescentes, y también para los que conocemos la obra de Shakespeare, que ya sabemos como va a acabar la fierecilla. 

Hamlet es la tragedia por excelencia del escritor de Stratford que más veces se ha representado en los teatros de todos los países, en el cine, y que se ha traducido a múltiples idiomas, desde que existen las películas cinematográficas hasta nuestros días. 
Reconozco que no he visto las buenas adaptaciones de los grandes actores teatrales como Sir Laurence Olivier o Richard Burton, ni siquiera la versión de la BBC interpretada por Derek Jacobi en 1980.


Hamlet

En cambio, he visto tres adaptaciones realizadas en los años 90, de las que os quiero comentar sus similitudes con la obra original de Shakespeare, y alguna que otra curiosidad que dista de la obra de 1601.

El director y actor británico Kenneth Branagh dirigió e interpretó una versión muy cuidada, y fiel al texto de la obra de Shakespeare en el año 1996, Hamlet. Él mismo interpreta el papel del príncipe de Dinamarca, que regresa a su palacio para asistir al entierro de su padre, el Rey Hamlet y a la boda real entre su madre Gertrude (Julie Christie) y su tío Claudio (Derek Jacobi), quien ocupará el trono a partir de ahora.


Kate Winslet

Una noche al joven Hamlet se le presenta el fantasma de su padre muerto y le previene de lo que puede acontecer, informándole de que él murió envenenado por su propio hermano Claudio. Hamlet enloquece de rabia o se hace el loco, y es cuando empieza a cuestionarse toda su existencia, el bien y el mal, la muerte y la vida, y planifica la venganza contra los que asesinaron a su padre, y por ello implica a todos los personajes que le rodean de forma negativa.
El personaje femenino que es la representación del amor despechado, herido y finalmente, de la locura es Ofelia, papel que finalmente realizó de forma muy sentida la actriz Kate Winslet. 

Anteriormente, en 1990, Franco Zeffirelli hizo una adaptación americana de Hamlet, el honor de la venganza, basándose en el mismo argumento, pero con un texto más comprensible para todos los públicos. El director usa otro tipo de lenguaje, y priman las interpretaciones por encima del texto de la obra. 
Hamlet es Mel Gibson, que evidentemente no es un actor con la profesionalidad teatral del británico Branagh o Olivier. También su edad era demasiado adulta para interpretar al joven príncipe, lo que hacía que el papel de su madre, la reina Gertrude (que protagonizó Glenn Close) fuera muy similar a la suya. En el papel de Ofelia, una magistral Helena Bonham Carter (que después estaría liada sentimentalmente con Kenneth Branagh) perdiendo la razón por el desprecio de Hamlet, su amado y la muerte de Polonio. Es diferente, pero me sigo quedando con la versión inglesa. 


Hamlet 1990


La tercera versión de Hamlet no la conocía hasta que un día leí que el largometraje de animación El rey León (1994) -que hacía unos cuantos años que había visto- se basa en el argumento de la muerte del rey, padre del pequeño Simba, a manos de su malvado tío Scar. Scar sube al trono y el pequeño Simba huye, pensando que su padre ha muerto por un accidente, al desprenderse unas rocas de una montaña, y caer al precipicio. 
Al crecer, Simba vuelve para ocupar el trono pues él es el único legítimo heredero, y esclarece la verdad sobre la muerte de su padre, acabando con el pérfido tío Scar.
Lo demás es una historia divertida de la selva, de animales que son antagónicos pero que se hacen amigos. Un cuento de Disney basado en la obra de Shakespeare. Quien lo iba a decir.


El rey León

La primera tragedia que compuso el autor fue Tito Andrónico (1594), basada en la historia de un general romano. De esta obra, he visto una adaptación bajo el nombre de Titus (1999), protagonizada por otro de los buenos y polifacéticos actores de Hollywood, Anthony Hopkins. 
La película está dirigida por Julie Taymor, y tiene un elenco de famosos actores nada despreciables: Jessica Lange, Jonathan Rys-Meyers, Alan Cumming, James Frain y Laura Fraser, entre otros. 
TitusComo tragedia, ya os podéis imaginar que no tiene nada que pueda parecer amable, pero además no es apta para estómagos sensibles. Hay momentos espeluznantes, como la violación con mutilación de brazos y lengua de la hija de Tito, Lavinia (Laura Fraser) por parte de los hijos de la reina goda Tamora (Jessica Lange), como venganza de la muerte de otro de sus hijos sacrificado por Tito. 

Los godos eran los prisioneros de los romanos en ese momento, pero Tamora acaba siendo la emperatriz de Roma por mandato del emperador Salustio (Alan Cumming) y se venga de Tito de forma despiadada, sangrienta, y vomitiva. Donde las dan las toman, y Tito no se queda corto, matando y cocinando a los dos únicos hijos de Tamora y sirviéndole el plato como invitada de honor. La venganza es un plato que se sirve frío.
Es una película brutal y salvaje, muy obscurantista, con escenas muy extremas y personajes perversos y sin escrúpulos.

La tragedia escrita por William Shakespeare y la más famosa a nivel universal nos habla del "amor prohibido" entre dos jóvenes, de familias enfrentadas, que planean casarse a pesar de la prohibición, y lo hacen de forma secreta y escapan. Pero por un mal azar, de enredos y mal entendidos fatales, acaban suicidándose. La muerte de los dos jóvenes amantes reconcilia a las dos familias. 
Supongo que ya habréis adivinado que se trata del drama de Romeo y Julieta.  Antes de que el gran dramaturgo la publicase en una primera edición en 1597, ya existía una larga tradición de romances de esta guisa desde antaño, pero según los estudios, Shakespeare se basó en el argumento de la traducción inglesa de un cuento italiano de Mateo Bondello, con el título original The Most Excellente and Lamentable Tragedie of Romeo and Juliet.


The Most Excellente and Lamentable Tragedie of Romeo and Juliet.


Franco Zeffirelli volvió a dirigir una versión en el Reino Unido de una obra shakesperiana, y escogió la historia de Romeo y Julieta (un año antes había hecho una película sobre la fierecilla domada y posteriormente, hizo la adaptación de Hamlet en 1990). 
Romeo and Juliet
Romeo and Juliet (1968) cuenta con la presencia de Leonard Whiting, en su papel de Romeo y Olivia Hussey en el de Julieta. El argumento es harto conocido, y cabe destacar que fue un escándalo para el público al ver a los dos jóvenes desnudos en su "luna de miel" puesto que Olivia tenía por entonces tan solo quince años. 
Los dos actores eran muy bellos y realizaron una interpretación muy emotiva del clásico drama, cuya actuación le valdría el Globo de Oro como mejor actriz a una primeriza Oliva Hussey, así como dos óscar al vestuario y a la fotografía del film. 

En 1996, Baz Luhrmann realizó una versión vanguardista, muy propia de sus películas con elementos coloristas, artísticamente muy cuidada, y con una banda sonora de conocidos temas de grupos musicales contemporáneos. El escenario del filme Romeo+Julieta transcurre en Verona Beach (conservando el gentilicio de la ciudad natal de Romeo), que bien podría ser una ciudad de la costa oeste de EEUU, con surf, bandas peleando en la playa, y vestuario muy kistch. 


Romeo+Juliet


El argumento conserva su originalidad, y todos los personajes son fieles a los de la obra dramática clásica de Shakespeare, conservando sus nombres y sus roles en la película. Una particularidad es que en Romeo+Julieta, Mercuccio es gay, y en cambio, se cree que en la versión clásica también está muy ligado sentimentalmente al protagonista, pero la homosexualidad no se expone en ningún momento del drama. Mercuccio (Harold Perrinau) muere a manos de Tybalt Capuleto (John Leguizamo) en una reyerta a mano armada (de espadas a pistolas). 
Romeo Montesco y Julieta Capuleto


Romeo Montesco y Julieta Capuleto son hijos de dos familias mafiosas que rivalizan por el control de la ciudad. Están representados por el famoso actor, Leonardo DiCaprio, ídolo juvenil indiscutible del cine de Hollywood de los 90, y Claire Danes (ganadora de 4 Globo de oro por su personaje de Carrie, agente controvertida de la CIA en la gran serie de TV Homeland). 
Al ser una adaptación tan post-moderna de la tragedia del S. XVI, difiere del estilo más obscurantista de otras versiones, como la de Zeffirelli, por ejemplo, y es un tanto ampulosa. No tiene un nivel interpretativo que esté a la altura de otras obras de Shakespeare, y es por eso que no tuvo demasiada aceptación por parte de la crítica. Y otro apunte más: Claire Danes no soportaba a DiCaprio y no estuvo nada feliz rodando con "este chico inmaduro", tal como comentó en una entrevista años después de su estreno. ¡Viva el romanticismo!
la muerte de Romeo y Julieta


Romeo Montesco y Julieta Capuleto













En el clásico musical icónico de los años 60, West Side Story hay algunos elementos argumentales que se podrían comparar con la trágica obra shakesperiana de Romeo y Julieta: el amor prohibido entre los dos protagonistas, por razones de clase social, y rivalidad entre bandas de carácter más racista; la muerte del personaje de Mercuccio a manos del hermano de Julieta, Tibaldo, se podría asemejar al asesinato de Bernardo y la posterior venganza del Chino, hermano de María, el cual mata a su enamorado, Tony.
De todas formas, para mí es uno de los grandes musicales de todos los tiempos y una película mítica del cine de Hollywood de los años 60.


West Side Story

Descansemos de tanto drama para dedicar un espacio a las comedias de Shakespeare, versionadas en la gran pantalla. 

En un principio ya os he hablado de una de las adaptaciones de la comedia clásica sobre una mujer indomable del S. XVI, La fierecilla domada. Se estima que el autor inglés compusó más de 15 comedias entre los años 1590 y 1612, de las cuales se han realizado versiones cinematográficas, teatrales y musicales.


El mercader de Venecia

El mercader de Venecia (2004) es una película británica, que dirige Michel Radford, y que no cambia ni un punto ni una coma de la obra homónima publicada en 1600.
Los protagonistas de esta obra están representados por un importante elenco de grandes y famosos actores veteranos junto a actores y actrices noveles que empezaban a asomar en las carteleras. Desde Al Pacino y Jeremy Irons hasta Joseph Fiennes y Lynn Collins, hacen una actuación dramática perfecta: Al Pacino haciendo de judío Shylock está en su salsa, y Lynn Collins en su doble papel de Portia y joven abogado es un descubrimiento de inteligencia y sensualidad que llena la pantalla en sus apariciones estelares.

Respecto a los papeles de mujeres que hacen papeles de hombre en esa época, es una característica común en las comedias de Shakespeare, igual que disfrazarse, o los enredos entre personajes que se hacen pasar por otros, y el lenguaje de doble sentido. 


Mucho ruido y pocas nueces
La comedia de enredos, personajes extravagantes o bufones, alusiones satíricas al amor y al sexo con palabras de doble filo y cambio de identidades, con final exageradamente feliz, es para mí Mucho ruido y pocas nueces de Kenneth Branagh, una película realizada en 1993, y que respeta el título de la comedia original del Bardo. Aquí podéis obtener más información sobre este film.

Shakespeare in love en el blog. Esta película me dejó prendada del mundo shakespeariano, del amor pasional y de las posibles notas biográficas sobre el gran dramaturgo inglés de todos los tiempos. Es una cinta del director británico John Madden, dirigida en 1998, e interpretada por Gwyneth Paltrow (que está soberbia) y por Joseph Fiennes, en su papel de un joven William Shakespeare que se ha quedado sin creatividad, mientras está escribiendo un esbozo de Romeo y Julieta.


Shakespeare in love


La película tiene aspectos de su trama que se recogen en la comedia original Noche de Reyes, compuesta más o menos en 1601. Por ejemplo, la aparición de Viola de Lesseps (Gwyneth Paltrow) que en la película es una rica heredera que quiere hacer teatro y se disfraza de hombre (las mujeres no podían hacer dramaturgia en esa época), apareciendo delante de Shakespeare como Thomas Kent. Y en Noche de Reyes, aparece el personaje de Viola que sobrevive a un naufragio y se disfraza de hombre bajo el nombre de Cesario para trabajar en la corte del conde Orsino.

Es una comedia de amor muy apasionado. Viola y Shakespeare se enamoran y dan rienda suelta a sus anhelos, pero escondiéndose, y creando momentos hilarantes, con disfraces y máscaras. Shakespeare finalmente puede acabar Romeo y Julieta y lo representa en el teatro, en presencia de la reina Elizabeth I (Judi Dench), el mismo día que su amada Viola se casa por conveniencia con Lord Wesex (Colin Firth). 

El amor entre Viola y William era un amor prohibido, como el de los amantes de Verona, pero en Shakespeare in love no hay tragedia final. Viola se va con su esposo a otras tierras, mientras Shakespeare empieza a escribir lo que después será la futura Noche de reyes, por recomendación de la reina (¿o imposición?).
La película tuvo un éxito rotundo y ganó 7 oscars, entre los cuales destaca mejor film, guión original, mejor actriz para Gwyneth Paltrow y mejor actriz de reparto para Judi Dench.